Saltar al contenido
Somos Cerveza

Características principales de la cerveza de centeno

Campos de centeno

Uno de los cereales que se está abriendo paso velozmente, retomando popularidad en el mundo de las cervezas artesanales, es el centeno, el cual es muy parecido a la cebada y pertenece a la familia del trigo. Esta planta se cultiva alrededor de todo el mundo, tanto por su forraje como por sus granos. 

Este se está utilizando por su sabor único, el cual solo puede ser conseguido en una cerveza mediante el uso de este cereal. A diferencia de la cebada, este puede actuar tanto malteado como no malteado, si bien es cierto que los azúcares existentes en las mezclas de cerveza provienen de las malta, esta semilla puede saltarse ese proceso, generando un sabor un poco más tosco y muy característico. 

Además, tiene una mayor concentración proteica, lo que le permite a la cerveza conservar mejor la espuma, y tener un mejor cuerpo. Sin embargo, su uso dentro del mundo cervecero es un tanto engorroso, debido a que no posee cáscara. Por lo que luego de ser procesado se forma una especie de puré, el cual queda en la parte inferior de los tanques de procesamiento, y dificulta la limpieza de los mismos para volver a utilizarlos.

Granos de Centeno para Cerveza
Granos de Centeno para Cerveza

Ubicación geográfica

El uso de este grano para producir bebidas alcohólicas proviene de tiempos ancestrales, sobre todo en las zonas del norte de Europa, las cuales son zonas muy frías, en las que difícilmente puede crecer el trigo o la cebada; por lo que la cerveza a base de centeno en esos países es muy popular específicamente en Rusia, Austria, Polonia, Alemania, entre otros.

Actualmente su popularidad se está expandiendo alrededor del mundo, ya que debido a los entusiastas de la cerveza artesanal, cada vez va recuperando un mayor campo. Sin embargo, todavía falta mucho para que este tipo de cerveza sea nuevamente aceptada por la mayoría de consumidores

Conoce la cerveza de centeno

En su sabor generalmente predominan las notas agrias, ahumadas y ligeramente picantes, acompañadas en ocasiones de clavo de especias, vainilla, incluso sabor a chicle. Dichas notas compañeras, van dictadas según el tipo de levadura de trigo utilizado para realizar estas mezclas. 

De la misma forma, el lúpulo se utiliza en bajas cantidades, solo para aportar un toque amargo a la cerveza. Es imposible realizar una cerveza 100% a base de centeno, por lo que ésta se mezcla en proporciones de hasta 50/50 con el trigo, para poder realizar una cerveza de buenas características.

Cabe destacar que cuando la presencia de centeno es mayor a un 35% entre los granos mezclados, se tiende a sentir un sabor a pan en el producto final.

No es muy amarga, de hecho posee entre 10 y 20 IBU, así como tampoco es de un alto grado alcohólico, ya que se concentra entre 4.5% y 6%. Generalmente tiende a ser muy rubia; sin embargo, según el tipo de filtrado puede adoptar diversos tonos, bien sea cobrizo, anaranjado, rojo oscuro, y marrón metálico. Mientras que su espuma tiende a ser muy cremosa, alta, y de color canela.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies